a77

Pabellón del Centenario, concurso Nacional.

Equipo de trabajo:

a77

Hugo Gilardi

Magdalena Tagliabue

Mateo Albassini

Guadalupe Tagliabue

Agostina Avalle

Sofia Barbero.

Durante años segregado y aislado de la vida de la ciudad, el antiguo Pabellón, se reincorpora al tejido consolidado como un nuevo espacio polivalente para usos colectivos que satisfagan carencias y necesidades de hoy y del futuro.

Ciento dieciocho años pasaron de aquella exposición que imaginaba un próspero porvenir para Argentina. Hoy, más de un centenar de años después, este Pabellón Central es una ruina abandonada, atrapado entre medianeras de lotes pertenecientes a las Fuerzas Militares y patios residuales de espacios comerciales. Aquel Pabellón, distinguido con la medalla de oro, con sus volúmenes neoclásicos y lenguaje ecléctico, de compleja tecnología estructural oculta, que fuera erigido para promover el desarrollo, quedó en el olvido entre un regimiento y un hipermercado.

Patrimonio de la ciudad, la recuperación de este edificio concebido como espacio público, es un escenario propicio para los nuevos acuerdos postulados por este concurso. Pero este nuevo acuerdo supone, asimismo, nuevas reglas. Los agentes de participación no son únicamente entidades de carácter público, también son de índole privada y suponen la eventual disposición por medio de la compra, del 35% del suelo comprendido en lo que incumbe a esta planificación. El 65% restante, es de carácter público, y con dominio de CABA. Los porcentajes responden a la Ley 6044 del año 2018 (referenciada en el Anexo G de las bases del concurso).

La disposición de este 65%, supone una recuperación por parte de los ciudadanos de un terreno hasta entonces de ingreso limitado y relacionado exclusivamente al dominio de la dinámica comercial. Tradicionalmente en la Ciudad, esta tensión de fuerzas entre lo publico y lo privado, encarnan en las formas de los parques y la cuadricula: el parque como figuración de la defensa y protección de lo público y la cuadrícula (o el loteo), regulada por el Estado, como la resultante de la dinámica del emprendimiento inmobiliario privado. Los porcentuales para cada parte quedan determinados por las coyunturas económicas y políticas del momento. La revisión de estos porcentajes en cada caso particular y las morfologías resultantes en el cruce de la cuadrícula y el espacio público, deberían ser el motivo del llamado a concurso. Abogamos por el enriquecimiento del debate en la etapa que concierne a la división porcentual, si esa fuera la única manera posible de entender la disposición del suelo urbano, en el momento de proponer ideas; y no tanto, por el contrario, en lo que refiere a dar respuestas morfológicas respecto del desglose de leyes porcentuales.

Consideramos que el futuro del Regimiento de Patricios debe ser un debate entre todos los actores involucrados e interesados en el asunto, actual o posteriormente, entendiendo que su predio, hoy en día, está sobredimensionado y que varias áreas de actual implantación reúnen las cualidades para ser repensadas como espacios de utilidad pública y de libre accesibilidad constituyendo una indudable mejora para el entorno vecino. Desde nuestro punto de vista, un tema posible para acercar al debate seria la posible ubicación de una Universidad Publica, que funcionaria muy bien en relación al Parque y a las conexiones con la ciudad.

Conforme a lo planteado, entonces, buscamos lograr la participación de residentes y vecinos visitantes, entendiendo que, en sectores de tal importancia, el espacio público es el lugar de encuentro por naturaleza y la posibilidad de esparcimiento en una ciudad tan densamente poblada y con alarmante falta de estos. Un espacio público abierto a programas culturales y educativos. Un lugar que ya dispone de elementos con valor histórico y patrimonial es reincorporado a la ciudad creando nuevos itinerarios a lo largo y ancho, con importantes conexiones que incluyen al Parque del Pabellón como destino confluyente.

essay paper writing service legit.