a77

casa concepción arenal

Proyecto y construcción: estudio a77 – Gustavo Diéguez & Lucas Gilardi, arquitectos.

Clientes: Hernan Glatsman & Tara Sullivan.

Estructura metálica: Osvaldo Ponce

albañilería: Juan y Rafael Aparicio

Instalación sanitaria: Daniel Sosa

Instalación eléctrica: Horacio Cetcovich

3D Model: arq. María Mori

Cálculo estructural: Esteban Rodríguez & Diego Taus, ingenieros

Superficie construida: 220 m2

Lugar: Colegiales, Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Año: 2007-2008

Link: www.casaconcepcionarenal.blogspot.com

Fotos: a77

Creciendo bajo un puente.

 

Uno de los objetivos de esta intervención fue cumplir con el requisito de construcción de una piscina manteniendo la matriz de la casa-patio preexistente, una vivienda de los años cincuenta resuelta en un lote pequeño de 7,50 por 15 metros.

La forma del esta conjunto de intervenciones fue posibles, en gran medida, por las preexistencias. En la planta baja se demolió la totalidad de las divisiones internas dejando un amplio ambiente unificado, biblioteca, living y cocina comedor. Aprovechando el patio se ubicó la escalera que comunica con los ambientes superiores.

La enorme terraza plana de la construcción preexistente (típicas de Buenos Aires) y el descubrimiento de una estructura de hormigón armado oculta en la mampostería de la planta baja, permitió montar una estructura metálica para resolver la nueva mitad de la casa: las habitaciones, la piscina y la parrilla.

Las habitaciones de los niños y la piscina se resolvieron conformando a lo ancho del lote un puente que funciona como sostén de la piscina, para así poder conseguir la mejor relación posible con el aire, las vistas y el sol. Por debajo, las alturas variables resultantes de la geometría irregular del forjado proporcionan un área de múltiples posibilidades para el dormitorio de los niños y su área de juegos. Estas posibilidades se desarrollaran en el futuro a medida que los niños crezcan. Sus habitaciones también van a crecer debajo del puente.

La habitación de los padres se ubicó al fondo del terreno y separado de los niños por un patio. En el centro de este patio hay una claraboya que ilumina el living del nivel inferior. Las divisiones interiores y exteriores son todas de hierro y vidrio, lo que permite una gran conexión visual e iluminación natural.

La nueva terraza está formada por la piscina con un deck de madera como solarium, un mirador con herbáceas en el techo de la escalera y sobre la habitación de los padres una terraza y la parrilla.

Para la construcción de esta casa se puso prioridad en el empleo de materiales rescatados y reciclados: perfiles metálicos, bañadera, puertas de hierro y ventanas halladas en depósitos de chatarra, del mismo modo que las barandas de la totalidad de los ambientes que pertenecieron a las defensas originales de la avenida General Paz (la autovía de límite circunvalatorio de la Ciudad de Buenos Aires)