a77

Bienal Arte Joven 2013

Concepto y diseño: a77 (Gustavo Diéguez y Lucas Gilardi)
Realización: Sergio Lamanna
Diseño de gráfica e identidad visual: Christian Montenegro
Coordinación: Laura Spivak
Dirección General de Políticas de Juventud.
Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Instalación para locación de la Bienal de Arte Joven en la feria ArteBA 2013

Stand Bienal Arte Joven Buenos Aires en ArteBA 2013

 

La propuesta consiste en una serie de bastidores móviles que cumplen múltiples funciones: no solamente son el soporte de los personajes emblemáticos de la Bienal Arte Joven creados por Christian Montenegro sino que además en su contracara son una especie de trono, un banco para dos personas que permite delimitar el espacio de variadas maneras de acuerdo a su disposición en el espacio. Al estar dotados de ruedas estos bastidores no solo se enmarcan en la imagen y el paisaje habitual del soporte artístico conferidos por las obras y pinturas exhibidas por las galerías de arte en ArteBA, sino que producen un espacio flexible no sólo utilizable para la eventualidad del stand sino también para poder representar a la Bienal en su difusión en diversos espacios durante los meses previos y para funcionar durante la misma Bienal como estación  de descanso y espacio de encuentro.

 

Es así como consideramos un dato característico de la propuesta la noción de que cada elemento cumple dos funciones: la de la presentación de la emblemática de los personajes y la de la concepción de un lugar a través del espacio de asiento conformado por los bancos dobles. Esta duplicidad se reume además como una solución encontrada para que estas figuras puedan posarse en el stand sin tener que apelar a ningún sistema sofisticado para que se mantengan en pie considerando el porte de las figuras que exceden la altura de un ser humano.

 

La posibilidad de producir diferentes configuraciones espaciales con estos elementos hacen que de manera flexible se pueda cumplir diversas funciones: recinto, auditorio, islas para descanso, laberintos, sala de arte, etc.

En su carácter de serie de repetición, estos módulos constituyen elementos de sencilla fabricación.

Los tronos-bastidores están concebidos en madera económica compuesta por una estructura de listones de pino elliotis y placas de multilaminado fenólico com respaldo y superficie para poder realizar la pintura a mano de los personajes de acuerdo a la voluntad expresada en diálogo con Christian Montenegro. En el diseño se consideró el aprovechamiento del material respetando el módulo de fábrica de la placa.

 

Los 9 módulos-bastidores habitables han sido pensados para funcionar tanto como un sistema articulado con bisagras al modo de un pequeño convoy, como de forma individual. En este esquema de nueve tronos se podrían considerar dos grupos de tres bastidores, un grupo de dos bastidores y un bastidor libre que puede cumplir la función de alojar información de la bienal con un monitor incorporado para difundir la convocatoria y las disciplinas que participan de la misma.

Los 9 módulos se corresponden coincidentemente con la longitud de los 15 metros lineales de tabiques divisorios asignados para el stand. Estos nueve módulos posibiltan que al menos 18 personas puedan cómodamente participar de una actividad o  por ejemplo participar de una charla.

 

Un sistema complementario de mobiliario es el compuesto por una serie de bloques prismáticos del mismo material que de acuerdo a la proporción que asumen pueden cumplir con funciones diversas tales como bancos, escritorios, pedestales para contener volantes e información de la Bienal. Esa diferencia de proporción está justificada porque algunas caras de esos prismas estarán pintadas con los fragmentos de los personajes de acuerdo a la modulación establecida por sus autores. De esta forma se podrá también interpretar la creación fragmentaria de los personajes y su capacidad de sus partes de ser  intercambiadas entre sí creando nuevos sentidos e identidades.